TITSA reduce en 638 toneladas las emisiones de CO2 con la renovación de la flota

2017-05-17 TITSA -41

TITSA ha reducido 638 toneladas sus emisiones de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera en los dos últimos años, gracias al proceso de renovación de la flota de guaguas en el que está inmerso la compañía.

Asimismo, gracias a la incorporación de los nuevos vehículos, TITSA ha consumido unos 255.000 litros menos de combustible desde 2015 realizando los mismos kilómetros, unos 33.000.000 en cada ejercicio.

Desde 2015, la compañía de transportes ha incorporado un total de 138 nuevas guaguas con el objetivo de potenciar la eficiencia del servicio y adaptadas a la norma Euro 6, que es mucho más resctricitva en cuanto a la emisión de óxidos de nitrógeno y partículas a la atmósfera.

De manera paralela, y de acuerdo con
el compromiso de la empresa con el medioambiente, TITSA desarrolla desde hace tres años una campaña continua de Conducción Económica y Eficiente entre sus empleados con el objetivo de que los conductores adquieran nuevas técnicas para reducir el consumo de combustible y la contaminación medioambiental.

El consejero insular de Movilidad y presidente de TITSA, Miguel Becerra, recuerda que uno de los objetivos prioritarios en los que está trabajando la compañía es conseguir desarrollar un sistema de transporte ambientalmente sostenible, sustituyendo los vehículos más antiguos por otros más modernos y estableciendo medidas que redunden en una mayor eficiencia de los recursos. En este contexto, Miguel Becerra destacó la necesidad de seguir sensibilizando a la sociedad acerca de las ventajas que ofrece el uso del transporte público, no solo a nivel personal, sino también para la preservación del entorno natural.

Los nuevos vehículos son muchos más respetuosos con el medio ambiente al cumplir con la normativa más actual. De este modo, durante el primer año de renovación de la flota, 2015, TITSA evitó lanzar a la atmósfera 269 toneladas de dióxido de carbono y consumió 107.555 litros de combustible menos. Por su parte, en el año 2016 se redujo la emisión de CO2 en 369 toneladas y se consiguió un ahorro de carburante de 147.643 litros.

Euro 6, en busca de vehículos más limpios

La normativa Euro 6 se puso en funcionamiento el 1 de noviembre de 2015 con el objetivo de hacer que todos los vehículos nuevos que se venden en suelo europeo reduzcan las emisiones de elementos contaminantes. La nueva normativa europea contra la contaminación reduce significativamente las emisiones de óxidos de nitrógeno y partículas de las motorizaciones diésel, que son las más perjudiciales para la salud de las personas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *